Publicado el

Actividades para conocer las letras

Cuando un niño empieza a tener interés por las letras podemos ofrecerle un montón de actividades para conocerlas, hoy en día gracias a internet podemos buscar un montón de actividades o juegos para cualquier cosa, y la preescritura es una de ellas.

Desde hace algunos meses M muestra mucho interés por las letras. A los dos años le regalaron un puzzle de abecedario y empezó a jugar mucho con él, asociábamos cada letra al nombre de un familiar y así fue poco a poco identificando las distintas letras.

Además, desde hace unos meses para él todo son letras, por la calle vemos multitud de símbolos u objetos que nos recuerdan a letras, hasta los aviones pueden hacer letras en el cielo. La verdad es algo en lo que yo con mi mirada de adulto nunca me había fijado o quizás las prisas del día a día no nos dejan verlo, pero cuando nos paramos a ver el mundo desde los ojos de un niño de 3 años nuestro alrededor puede ser un mundo lleno de aprendizaje y cosas fascinantes por descubrir.

Por ello con la intención de seguir alimentando ese interés por las letras y con la intención de hacer distintas actividades de grafomotricidad para Reyes, como ya os contamos en este post, pedimos una bandeja punzón de preescritura. Vienen algunas plantillas y puedes descargarte muchas más o incluso inventártelas tu mismo, por lo que nos está dando muchas horas de diversión y aprendizaje a partes iguales.

 

Es importante trabajar la grafomotricidad antes de que el niño empiece a escribir, con el fin de poder realizar determinados trazos en un papel y adquirir una mejor coordinación ojo-mano. Así, presentaremos distintas actividades que permitan un mayor dominio del antebrazo, la muñeca, la mano y los dedos.

También empezamos a escribir las letras en la arena con un palo en el parque, con tizas en el suelo o con una bandeja y sal gorda o pan rayado en casa. E incluso en la mesa de luz que lo hace aún más divertido, donde también hemos aprovechado para escribir letras con rotuladores.

Otra actividad para seguir trabajando las letras que nos gustó mucho fue con los Lego Duplo, encontré en internet unas tarjetas para construir letras con lego, y fue un éxito total.

Lo mismo hemos hecho con el tangram, que de forma casual construyó una figura que parecía una «E» y se nos ocurrió seguir jugando a hacer las iniciales de cada familiar, y también haciendo uso de internet encontramos tarjetas de letras que nos fueron muy útiles.

En Lidl compramos las letras imanes y también aprovechamos los ratos de cocina para jugar a conocer las letras que hemos puesto en la nevera, mientras preparo la cena le digo que me busqué la letra de mi nombre o la de su hermana o él mismo me dice «mira mamá está es la letra de mi primo», e íncluso para construir alguna palabra como su nombre.

Otra actividad que hemos realizado es cortando previamente papelitos de revistas y periodicos los hemos pegado sobre las distintas letras, un juego en el que tanto M como su hermana estuvieron muy entretenidos durante varios días.

En definitiva, hemos hecho muchos trazos, de letras, de curvas, de rayas… las hemos pintado con dedos, con pinceles, con rotuladores, con sal y agua tintada, con papelitos a modo collage y hemos usado muchos recursos desde los más sencillos como el suelo de la calle o la arena del parque hasta los legos, el tangram, el punzón o la mesa de luz, pero sobre todo hemos aprendido jugando, hemos manipulado letras, las hemos buscado en cuentos y hemos construido palabras, y además hemos «alimentado» su interés por las letras y hemos jugado mucho.

Pero también me parecía importante trabajar la conciencia fonológica de los sonidos, por lo que decidimos construir nuestra propia caja de los sonidos montessori, donde con una caja con apartados (tipo las de tornillos) asignamos una letra a cada cajón y así día a día vamos metiendo en cada uno de ellos distintos objetos que encontramos, como por ejemplo una moneda en la M, una bellota o un botón en la B o lo que se nos ocurra. De esta forma vamos buscando palabras que empiezan por esa determinada letra y vamos conociendo también como suena cada una de ellas.

Y así poco a poco vamos descubriendo las letras, ya ha aprendido a escribir su nombre y empieza a darse cuenta que puede escribir muchas cosas con las letras que conoce, como mamá, papá o el nombre de su hermana o de algún amigo.

Y una vez más acompañamos al niño en su aprendizaje y sobre todo en sus intereses, y decimos siempre y parafraseando a María Montessori «SIGUE AL NIÑO»

 

Rocío

 

Deja un comentario

*