Publicado el

Cómo gestionamos las pantallas en casa y pelis favoritas

Hace poco más de un año os contábamos aquí y aquí como era nuestra relación con las pantallas en casa en cada familia que formamos Criando en Paralelo.

Ha pasado un tiempo, nuestros niños han crecido y se han incorporado las niñas también, y queremos volver a compartir cómo gestionamos este tema ante la nueva situación, y cuáles son nuestros favoritos para ver en familia.

Arantxa

Lo cierto es que ha habido cambios desde hace un año. No cambios dramáticos pero sí que hemos evolucionado y nos hemos ido adaptando a los intereses de A, que ha pasado de ser un niño de dos años con poco interés en la televisión a un niño que ya va al cole y que pide ver dibujos.

Sigo creyendo en todos los estudios que nos indican que la sobreexposición a las pantallas es perjudicial en la infancia. Ni videojuegos, ni apps ni vídeos. El incidente que hubo hace unas semanas tan horrible con el Momo me hizo reflexionar y afirmarme en mis convicciones de que Internet no es para niños, y muchísimo menos sin acompañamiento de un adulto.

Por tanto, el acceso al móvil o la tablet sigue siendo exclusivo para los adultos de casa y, si puede ser, nunca cuando estamos con ellos.

Esto, por supuesto, es algo en lo que tenemos que seguir mejorando, pero ya he tomado la determinación de que el móvil se queda en el bolso cuando vuelvo del trabajo para no tener la tentación.

En cuanto a los dibujos animados, durante este tiempo hemos pasado de que sea algo ocasional, a ver un capítulo diario de la serie que él elija, que siempre suele ser la misma. Es decir, una media hora de tele al día. Durante el verano, cuando L era muy bebé y estaba sola con los dos, poner un capítulo de La casa de Mickey Mouse me venía francamente bien para poder hacer la comida y esas cosas. Y poco a poco se convirtió en costumbre.

Ahora su serie favorita es La patrulla canina que descubrió en casa de los abuelos y que me parece bastante adecuada para su edad. Obviando que son perros que hablan, es una serie muy positiva, sin insultos, sin peleas y con toques de humor que le divierte mucho.

Quizá sea lo que más difícil me resulta, encontrar tanto series como películas de dibujos animados con un ritmo, lenguaje e historia que no sean agresivos o directamente violentos o machistas.

Siempre busco la recomendación por edades pero ha habido varias películas que hemos tenido que quitar porque le alteraban y no le gustaban.

Como la televisión es un gran activador de la mente intentamos que su rato de dibujos sea después de comer, y así aprovecho para dormir a L, de manera que su sueño nocturno no se vea alterado.

Cuando A comenzó el colegio y decidió que ya no quería dormir siesta, también empezamos una nueva costumbre en casa. Todos los domingos después de comer vemos una película y así, aunque no durmamos, tenemos un rato de relax mientras la pequeña L puede dormir. Es un rato más que disfrutamos en familia. El cine en casa nos encanta, aunque ahora mismo tenga que ser infantil 🙂

Nuestras películas favoritas de momento son Robin Hood y Frozen. Son las que más pide pero también nos han gustado mucho Mary Poppins, Inside out, Monstruos SA, Merlín el Encantador, El libro de la Selva, Aladdín, todas las de Winnie the Pooh…

Respecto a la pequeña de la casa que acaba de cumplir 1 año, su relación con las pantallas es nula. A veces cuando su hermano mayor ve la Patrulla Canina baila la canción del inicio y después sigue a sus juegos. No muestra ningún interés por ellas (cruzo los dedos) a pesar de estar más expuesta de lo que lo estuvo su hermano. Es lo que tiene ser la pequeña, que no podremos controlar tanto la situación como lo hicimos con A. De momento hacemos coincidir sus siestas con el rato de tele, más adelante me imagino que tendremos que buscar otras estrategias.

Rocío

Yo también os contaba hace un año como era nuestra relación con la televisión en casa, y en nuestro caso también ha habido cambios.

Estamos en un momento más tranquilos, en el que la pequeña O deja de ser un bebé y ya no pasa todo su día en la teta o durmiendo. Ahora con más de año y medio ya participa en todas las actividades, quiere jugar a lo mismo que su hermano y esto aunque también tiene sus dificultades podemos jugar los 3.

Tal y como ya os contamos, en nuestro caso empezamos a ver la televisión cuando M cumplió los 2 años. Coincidiendo con el final de mi embarazo y el nacimiento de O. De esta manera podíamos disfrutar de ratos más relajados y descansar. En estas edades parece que su energía no se agota nunca y nosotras no siempre podemos llevar su ritmo y menos con una tripa de 7 meses y verano sin cole.

Los primeros meses con un bebé pegado a su teta tiramos mucho de cuentos, pero también a veces usábamos la televisión. Como os decía no más de 30 minutos o una hora, pero lo suficiente para poder dormir a la peque, o poder organizarme con dos niños cuando papá no estaba en casa.

Según fueron pasando los meses las horas de pecho se van reduciendo, por lo menos las tomas no eran tan largas y como la pequeña O de bebé dormía bastante nos permitía seguir teniendo ratos de juegos para los dos. Poco a poco la pequeña ha ido creciendo e incorporándose a las rutinas familiares así como a las actividades y juegos por lo que la televisión a vuelto a pasar a un segundo plano.

Si antes lo que más veíamos era algún capitulo de algún dibujo, de nuestra lista de favoritos que os dejamos también por aquí. Ahora lo que más vemos son películas.

Solemos aprovechar el fin de semana, o bien para el sábado por la noche si ha dormido siesta y quiere acostarse un poco más tarde o para algún día después de comer mientras la pequeña O se echa la siesta, ya que ella aún no ve tele. Intentamos mantenerla alejada de la tele por lo menos hasta los 2 años, de acuerdo con las recomendaciones de la asociación americana de pediatria entre otros.

De las peliculas que hemos visto las que más nos han gustado hasta la fecha han sido: Ferdinand, los Trolls, Vaiana, Aviones, Shrek, Del revés, Mi Vecino Totoro. También algunos clásicos Disney como El Libro de la Selva, el Rey León, Pocahontas y Toy Story.

Muchas veces es dificil encontrar peliculas infanriles respetuosas o que no tengan algún malo malísimo del que nos acordemos por la noche. Por lo ques esperamos que os ayude nuestra selección de pelis.

Arantxa y Rocío

Deja un comentario

*