DIY: actividades sencillas para Pascua

Se acercan las vacaciones de Semana Santa o Pascua y si no tenéis la suerte de tener un superviaje planeado (como es nuestro caso, ya que la pequeña L puede venir en cualquier momento) significa que vamos a pasar mucho tiempo en casa en familia.

A ya tiene casi dos años y medio y empieza a ser consciente del paso de las estaciones, de las fiestas y cada vez tiene más destreza para las manualidades así que he estado buscando unas cuantas ideas sencillas para preparar y disfrutar la Pascua juntos en casa.

Además, estos días parece que la lluvia no quiere dejarnos, así que para los que sí que os vayáis a ver mundo podéis aprovechar estas ideas para estas tardes y ya de paso vamos anticipando la llegada de las tan esperadas vacaciones.

Decorar huevos de Pascua con pinturas y pegatinas

Esta es la más sencilla de las actividades, pero seguro que también de las que más disfrutan los peques. Se trata de pintar en folios huevos de Pascua, y aquí entra en juego nuestra creatividad, y poner varios materiales a su disposición para que los decoren. En nuestro caso, tenemos:

  • Lápices de colores
  • Pinturas de dedos
  • Pegatinas de Pascua (de Flying Tiger y Lidl).

Si estáis inspiradas podéis crear vuestros propios diseños, si no aquí os dejo varias ideas.

Teñir huevos duros

Lo primero que tenemos que conseguir son huevos blancos para poder teñirlos y que se noten bien los colores. A está en pleno periodo sensible con los colores así que esta actividad le va a encantar. Necesitamos:

  • Huevos blancos de gallina
  • Colorantes alimentarios (podemos aprovechar los que compramos para hacer la actividad de los espaguetis que nos enseñó aquí Rocío).
  • Agua y olla
  • Vinagre

En primer lugar, hervimos los huevos para poder trabajar con ellos. Una vez fríos mezclamos una cucharada de colorante con dos cucharadas de vinagre en una taza profunda para que nos quepa el huevo y añadimos agua hasta la mitad de la taza.

Después introducimos el huevo en la taza sumergiéndolo en el agua. Cuanto más tiempo tengamos el huevo en el colorante más oscuro será el tono que consigamos. Sacar el huevo y secar con papel y ya tenemos nuestros huevos teñidos de Pascua.

Si los niños son más grandes se puede experimentar para conseguir diferentes diseños poniendo cinta de carrocero a los huevos o añadiendo aceite a la mezcla de colorante, por ejemplo.

Búsqueda de huevos y conejito de Pascua

Organizamos una búsqueda de tesoro por casa escondiendo huevos y dejando pistas hasta llegar al conejito de Pascua. Se puede hacer dejando una foto junto al huevo de dónde encontrar el siguiente si los niños son muy pequeños, o con pistas y acertijos si son más mayores. Para esta actividad lo que me ha resultado más difícil es encontrar huevos y un conejito que no fueran de chocolate 🙂

En otras culturas es tradición la búsqueda de los huevos de Pascua de los niños en el jardín, antes de huevos duros y ahora de chocolate. Como ya bastante celebramos la Navidad empachándonos de dulces, he preferido sustituir los tesoros por estos huevos y que solo el conejo final fuera de chocolate.

Arantxa.

Deja un comentario

*