DIY Aprendemos las formas

Cuando nuestros hijos alcanzan cierta madurez y vemos que empiezan a interaccionar (encajar, apilar, emparejar) corremos el riesgo de liarnos a comprar juguetes o materiales, gastando demasiado y abarrotando la casa.

Todas sabemos lo difícil que resulta a veces entretener a un niño. En invierno las largas tardes de lluvia, y en verano las horas de calor, nos dejan recluidas en casa sin mucho que hacer.

Además, si has elegido un tipo de crianza en el que aparcar a los niños delante de la televisión no es una opción, no queda otra que inventar juegos y actividades para divertirnos, y ya de paso, si podemos, aprender.

Con estos DIY queremos ofreceros actividades sencillas que nos aseguren, primero un rato divertido mientras los hacemos, y después un rato de tranquilidad mientras los peques se entretienen 😉

Algunas cuentas de Instagram son muy inspiradoras (ya haremos un post con las imprescindibles) pero es en Pinterest donde nos podemos pasar las horas muertas viendo fotos chulas de lo que sea, incluidas actividades infantiles. Y allí fue donde encontré este DIY tan sencillo para aprender las formas y que podemos hacer con materiales que tenemos por casa.

Una de las claves de los materiales Montessori es que aíslan una dificultad, de manera que si aprendemos las formas todo tiene el mismo color, y si aprendemos los colores todo tiene la misma forma. Este material sigue este principio por lo que resulta perfecto para empezar a identificar los círculos, cuadrados y triángulos.

MATERIALES
  • Un trozo de cartón
  • Tela de fieltro en un color (en este caso, elegí el amarillo porque es el primer color que identifican los niños, pero valdría cualquiera que tengáis por casa)
  • Tijeras
  • Velcro
  • Taladradora de agujeros y un trozo de cuerda
ELABORACIÓN

Esta actividad no tiene ninguna dificultad, pero como es un material dirigida a niños muy pequeños (a partir de 18 meses) su colaboración puede ser muy limitada en la elaboración. Aunque podría ser una buena idea involucrar a hermanos mayores si los hay.

  1. Escoger el tamaño de las formas y hacer una plantilla (yo cogí las bloques típicos de los juegos de construcción para ello).
  2. Dibujar las formas en la tela de fieltro y en el cartón, el mismo número de círculos, triángulos y cuadrados en ambos.
  3. Recortar las formas en la tela de fieltro.
  4. Pegar un trozo de velcro en cada figura dibujada en el cartón y en la figura de fieltro.
  5. Doblar el cartón en tres partes, dejando las laterales a la mitad de tamaño que la central para cerrar a modo de persiana.
  6. Hacer un agujero con la taladradora en cada lateral y cerrar haciendo una lazada con la cuerda.

¡A jugar!

Arantxa.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario

*