El uso de pantallas restringido en casa de M

Desde que M nació llevamos muy a raja tabla el tema de pantallas. Hasta el momento en casa la TV siempre estaba encendida, como en la mayoría de los hogares imagino, pero poco a poco nos acostumbramos a vivir sin ella. La verdad es que no fue algo que decidiéramos como tal, sino que como no queríamos que nuestro bebé la tuviera siempre delante, decidimos dejar de usarla, o al menos cuando él estuviera. Aunque siempre que podemos nos gusta ver sólos una serie o una peli cuando los peques están dormidos.

Está demostrado que las pantallas no son recomendables para menores de 2 años.

Un niño de esa edad no está preparado para procesar en su cabeza la cantidad de imágenes que recibe en tan poco tiempo. Además, un niño delante de una pantalla está perdiendo oportunidad de explorar su entorno, jugar o relacionarse, e incluso está demostrado que afecta al desarrollo de su lenguaje entre otras.

Y no es sólo mi opinión, como siempre me gusta basarme en la evidencia científica, en internet podemos encontrar decenas de estudios que lo avalan.

En la página de la Asociación Americana de Pediatría lo dejan muy claro “evitar totalmente la exposición a la TV y otras pantallas antes de los 2 años de edad” (leer más aquí)

La televisión trae muchos efectos negativos en los niños, por eso es especialmente importante evitarla antes de los 2 años y a partir de esa edad de forma limitada y controlada. Aunque para mi también es igual de importante restringir los juguetes con música y sonido que no dejan al niño imaginar, explorar o desarrollarse, no tienen que aprender a hablar ni los números con un jueguete sino jugando, es muy diferente..

Entre las consecuencias del uso de pantallas según diversos estudios encontramos:

  • influencia negativa en el desarrollo cognitivo de niños y adolescentes, especialmente en áreas como rendimiento académico, lenguaje, atención, sueño y conductas agresivas. (leer más)
  • Ver la televisión y, más aún, tener televisión en el dormitorio, está fuertemente asociado con un mayor riesgo de sobrepeso y obesidad. (leer más)
  • Relación con mayores problemas de atención en la infancia (leer mas) y en la adolescencia (leer más)
  • problemas de desarrollo de lenguaje (leer mas) Además cada hora diaria de televisión implica una disminución de 17 puntos en una escala que mide el desarrollo del lenguaje (CDI)
  • También influye en la relación padres e hijos y en la calidad de la interacción que se ve perjudicada cuando hay televisión encendida, aunque sea “de fondo” (leer más)

Estamos acostumbrados a ver a niños de muy corta edad sentados con una pantalla delante para todo, sobre todo me llama la atención especialmente los que lo usan para comer, pues aumenta la probabilidad de atragantamientos.

En nuestro caso, en torno a los 2 años empezamos a poner tv, coincidió con el final de mi embarazo y el nacimiento de la pequeña O, y es cierto que la televisión es una genial niñera que te hace más fácil algunos momentos.

Hasta la fecha siempre estábamos mamá o papá jugando con él, pero el final del embarazo los dos solos en casa yo necesitaba descansar un rato y nos vino bien en momentos muy puntuales. Entonces limitamos su uso a 1 hora al día o incluso hay días que ve 20 ó 30 minutos como mucho.

También era importante para nosotros seleccionar qué tipo de dibujos ver. Intentamos programas respetuosos o de aprendizaje pero él también tiene sus preferencias, y a veces toca “negociar”. Desde que entramos en plena época de superheroes el quiere ver este tipo de dibujos que ven sus primos mayores, pero intentamos seleccionarlos y que sean dibujos acordes a su edad y sobre todo sin violencia.

Es cierto que desde que ve televisión le gusta mucho, pero tenemos asignados momentos puntuales y tiempo limitado, normalmente suele ser un ratito antes de cenar, intento verlo con él, aprovechando mientras doy pecho a su hermana y papá prepara la cena.

Desde estas navidades empezamos a ver películas completas de 1.30h aproximadamente, y también hemos ido al cine, y la verdad es que le gusta mucho y mantiene la atención todo el tiempo perfectamente. Aún así seguimos manteniendo la calidad y cantidad del uso de las pantallas en casa.

El próximo día os dejamos una lista con nuestra selección de programas favoritos

Rocío

Deja un comentario

*