Escapada Rural en Familia Robledo de Chavela y visita Museo NASA

Hace una semanas cogimos una casa Rural en Robledo de Chavela para juntarnos toda la familia.

Aprovechando que en unos meses mis abuelos celebraran sus Bodas de Oro, quisimos organizarles una pequeña “despedida” para pasar un fin de semana todos juntos.

Somos una familia bastante numerosa pues mi madre son 5 hermanos, de ahí descendemos 8 nietos y mis 2 hijos que ya son bisnietos, más de 20 familiares que solemos reunirnos para cada celebración.

El destino elegido fue Robledo de Chavela, un pueblo de la Sierra de Madrid que permite hacer distintas excursiones. El pueblo es bonito para visitar sus calles y su iglesia, además tiene varias rutas de senderismo donde se pueden visitar distintos miradores en sus alrededores, y sobre todo allí se encuentra el “Museo de la NASA“, excursión obligatoria si pasas por allí.

El primer día, cuando nos levantamos estaba nevando, por lo que decidimos pasar la mañana en la casa, disfrutando del jardín nevado donde grandes y pequeños lo pasamos en grande. Para M era la primera vez que veía nieve, y no os podéis imaginar lo que disfrutó de ella junto a sus primos sobre todo.

Después de comer salió un poco el sol, la nieve se derritió y decidimos salir a dar un paseo para conocer el pueblo.

Volvimos a casa pronto para descansar un rato y preparar “el guateque“, una fiesta para los homenajeados con música de la época. Lo pasamos genial bailando y jugando al “limbo“, y todos con camisetas personalizadas hechas para la ocasión.

A la mañana siguiente el plan era visitar la NASA, cabe destacar que este centro es el único en Europa, y que en todo el mundo sólo hay tres, los otros dos están Australia y California.

El Centro de Entrenamiento y Visitantes INTA-NASA, da a conocer al público el Complejo de Comunicaciones con el Espacio Profundo de Madrid (MDSCC) de la NASA. Este complejo de NASA mantiene las comunicaciones con las naves y sondas espaciales que se encuentran investigando nuestro Sistema Solar.

Cuanto te acercas a la zona, lo primero que puedes ver son las grandes antenas que conforman el complejo.

Al llegar pudimos ver una proyección con dos pequeños documentales sobre el centro y y sus investigaciones y objetivos.

Después pudimos dar una vuelta por el museo, donde vimos algunas maquetas de cohetes, bolsitas con algunas comidas que utilizan los astronautas e incluso una auténtica muestra de roca lunar o un vehículo a tamaño real como los que utilizan para sus misiones.

 

Además la visita está pensada para que tanto grande como pequeños disfruten de la excursión, ya que también hay un traje de astronauta a tamaño real donde los visitantes pueden hacerse una fotografía o utilizar las pantallas táctiles disponibles con juegos y puzzles.

Es cierto que M es un poco pequeño para esta excursión (casi 3 años) , y no lo entendió mucho, de hecho en el documental se durmio! jejej, pero sus primos mayores disfrutaron mucho de la visita.

Creo que es una excursión donde niños más mayores, quizás de primaria o ESO pueden disfrutar muchísimo de la experiencia.

 

Rocío

Deja un comentario

*