Jornadas en el tren que pita más que anda

Hace unas semanas conocimos el famoso Tren de Arganda “que pita más que anda”

El pasado 24 de marzo se celebró una jornada de puertas abiertas en el tren de vapor de Arganda, organizada por la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Arganda del Rey y el Centro de Iniciativas Ferroviarias “Vapor Madrid”.

Aunque este paseo en tren se puede realizar los domingos de primavera y otoño, estas jornadas tienen especial interés pues incluyen una pequeña recreación histórica que recuerda la importancia de este enclave durante la Guerra Civil Española.

Nos apuntamos semanas antes, y según nos fueron informando las jornadas estaban siendo todo un éxito y había más de 800 personas apuntadas, por lo que lo que en principio iban a ser 4 únicos pases lo doblaron, habiendo un pase cada 30 minutos.

El punto de encuentro era la plaza de Arganda, donde recogíamos los “billetes” para el tren y nos entregaban una mochila con una gorra y un pin de recuerdo. Allí nos recogía un autobús que nos llevaba a “La Poveda” lugar desde donde sale el famoso tren.

Al llegar allí nos esperaba el personal del tren caracterizado con ropa y armas que nos trasladaban al pasado, concretamente a la Guerra Civil.

Cuando entras al tren parece que estás dentro de la película de Harry Potter, además el personal del tren muy agradable nos explicó como habían ido construyendo cada una de las piezas del tren, como habían restaurado piezas antiguas y desechadas en desguaces, como su famosa bocina, para que formaran parte de este singular tren.

No tuvimos la suerte de poder ver la locomotora a vapor que caracteriza este tren, ya que debido a inclemencias del tiempo utilizaron la de motor diesel en esta ocasión, pero también muy vistosa de color rojo que a los niños les llamó mucho la atención

El tren recorre unos cuatro kilómetros (desde la estación de La Poveda a la Laguna del Campillo). Al llegar allí nos dirigen hacia un puente de hierro, donde comienza la teatralización de la famosa batalla del Jarama

Mientras recorres el puente ves la teatralización, que recuerda la importancia de este enclave durante la Guerra Civil Española. Al final del puente también se puede ver una maqueta del puente y una reproducción del “Guernica”, de Picasso, y además nos regalaron una postal del cuadro de recuerdo

La pena fue que como para poder acoger a más gente doblaron los pases unos iban en tren y volvían en autobús y viceversa, por lo que nuestro viaje de vuelta fue en autobús. Igualmente  tampoco pudimos visitar la maqueta del pequeño tren lanzadera que por 2€ más puede verse normalmente después de cada viaje.

Podéis conocer este tren turístico cualquier domingo de marzo, abril, mayo, octubre, noviembre y diciembre, y el precio del viaje son 5€. Más información aquí

 

Rocío

Deja un comentario

*