Publicado el

L cumple 3 y nos despedimos

Mucho tiempo sin pasar por aquí. Pero no queríamos cerrar esta etapa sin despedirnos.

L cumple 3 y con ella dejamos atrás los primeros años de la infancia de nuestros hijos e hijas.

Hace un año llegaban los 2 en pleno confinamiento, nuestra fiesta para celebrarlo fue más íntima de lo previsto y los siguientes meses fueron diferentes a lo que estábamos acostumbrados. Sin embargo, todo lo que nos tocó vivir nos permitió pasar más tiempo juntas del que nos tocaba, y para ambas fue un regalo.

Si pienso en lo que el último año ha significado para ella solo veo juego, hogar y familia. Se ha convertido en la mejor compañera de juegos que su hermano pudiera desear, en una niña todavía más alegre y cariñosa, siempre dispuesta a lo que sea con tal de participar y ser una más de la familia.

Ha sido un año vertiginoso de primeras y últimas veces.

Dormir en su propia cama, empezar la guardería y buscar su nuevo lugar alejada de casa, despedirnos de la teta de la forma más fácil y tierna, decir adiós al pañal siguiendo su propio proceso… Vivir todo esto a su lado y poder acompañarla ha sido un auténtico privilegio.

Este año sí habrá fiesta, o muchas fiestas más bien, de gatitos rosas, como ella misma ha pedido. Una guirnalda casera, globos, una camiseta de gatitos y una tarta serán más que suficientes para celebrar el gran 3.

Para los regalos, como siempre, he hecho una selección para la familia cercana, y al resto le he pedido cuentos y ropa:

  • En casa cae el carro de muñecas de Little Dutch. Ella ha pedido un carro rosa insistentemente y una muñeca, que le regalará su hermano, también de Little Dutch. Además, le regalaremos el cuento de Nita con los muñecos del ciclo de vida de la rana, que tenía preparado para Reyes pero que finalmente reservé para que no hubiera tanto exceso de regalos en Navidad.
  • El juego de construcciones de tuberías, compatible con Duplo, ya que las construcciones de cualquier tipo son uno de los juegos que más entretienen tanto a L como a A.
  • Una cesta de picnic de juguete. Este año en el que los picnics en la naturaleza han sido la mayoría de nuestros planes de fin de semana, no podía faltar para animar el juego simbólico.
  • Bebé Sylvanian y complementos, trona, carro y cuna, para completar la casa de muñecas que le trajeron los Reyes, y que ha sido el otro regalo que ha pedido ella.
  • Temperas sólidas para aumentar nuestros materiales de arte y disfrutar con la pintura que tanto le gusta.
  • Cuentos, cómo no. Ella ha pedido otro de La casa de los ratones, que le encanta, y yo he seleccionado El punto y Ricitos de oro y los tres osos, con las ilustraciones de Gerda Muller.

Y como decía al principio del post, cerramos etapa y cerramos blog. Ha sido un camino de aprendizaje e ilusión conjunta muy bonito de compartir, pero ahora toca vivir otras etapas, también juntas.

Nuestro principal tema del blog siempre fue la lactancia y el blw, de lo que nos formamos previamente para poder dar información adecuada a las familias que lo desearan, y con el destete de L, su tercer cumpleaños, y los mayores a punto de cumplir 6, llegamos al fin de esta etapa.

Para nosotras siempre ha sido muy importante la privacidad de nuestros hijos, y durante este tiempo hemos querido compartir como hemos vivido nuestra maternidad y crianza, pero siempre, desde nuestro punto de vista. Pero nuestros pequeños se hacen mayores, y queremos respetar ante todo su intimidad.

Criando en Paralelo ha sido una parte muy importante en nuestra crianza, ha sido un lugar de desahogo, pero también nos ha permitido la oportunidad de hacer tribu, de ayudar a otras madres, de acompañarnos mutuamente en esta etapa y no sentirnos solas. Nos llevamos muchas cosas positivas del blog, grandes vivencias, que hemos ido compartiendo durante este tiempo, pero sobre todo nos quedamos con las maravillosas familias que hemos conocido y que nos han acompañado durante estos 4 años.

No queríamos dejar de agradeceros vuestra compañía y apoyo. No es fácil exponerse y exponer tu maternidad y crianza en una ventana abierta al público. Nuestra intención desde el principio fue aportar nuestro granito de arena para que las madres nos sintiéramos más acompañadas en este viaje. Si en algún momento, nuestras palabras y vivencias te han ayudado y animado a seguir adelante y te has sentido menos sola, nuestro esfuerzo ha valido la pena.

Criando en Paralelo formará parte de nuestras vidas siempre. Esperamos que volvamos a encontrarnos. Hasta siempre

Arantxa y Rocío.

Deja una respuesta

*