Publicado el

La Nutrición no descansa en Vacaciones

Ahora que llegan las tan ansiadas vacaciones y todos queremos descansar y desconectar, hay un aspecto muy importante del que no debemos olvidarnos: la alimentación de nuestros hijos, ya que esta no está de vacaciones.

Es muy frecuente relajarnos con los menús en verano y caer en la tentación de comer “cualquier cosa” así como aumentar el consumo de helados, refrescos y granizados ricos en azúcar.

Para intentar no sucumbir debemos programar con antelación los menús semanales, y de esta forma podremos hacer la compra y tenerlo todo previsto para evitar sorpresas de última hora.

Lo ideal sería:

Aumentar el consumo de alimentos con vitaminas, alto porcentaje de agua y que se puedan tomar fríos  y esto lo aportarán las frutas, verduras y hortalizas. Siempre ensalada, gazpacho, Vichyssoise  o salmorejo acompañando al plato principal y fruta de postre.

Podemos ser más creativas congelando la fruta y fabricando un helado casero, existe un sinfín de recetas saludables.

No olvidarnos de las legumbres en verano, ya que las asociamos con platos calientes de cuchara, sólo hace falta cambiar un poco la receta: ensalada de garbanzos, ensalada de judías, hummus o un snack muy saludable, los garbanzos horneados

El consumo de legumbres en verano no debe ser menor de 2 raciones semanales.

El verano también da una oportunidad a introducir nuevas recetas de pasta, arroz y patatas, pudiendo prepararlos en ensalada y dado pie a probar nuevos sabores.

Los guisos de carne fría como el solomillo al vitello nos dan la oportunidad de cocinar con antelación para tener tiempo de acompañarlos a la playa o piscina.

No olvidarnos del consumo de agua, fundamental con las altas temperaturas, la cual nunca debe ser sustituida por refrescos.

MI PÍLDORA NUTRICIONAL

  • Haz un planning semanal con las comidas y cenas y ve a comprarlo todo.
  • Busca recetas de helados caseras con fruta (yo lo hago de plátano triturado y chocolate negro sin azúcar y les encanta), huye de los helados industriales.
  • Ten previsto un snack saludable por si surge la ocasión: palomitas (hechas en la sartén, no de microondas), los garbanzos horneados, zanahoria o pepino para dipear.
  • Si salís a tomar algo, ya existen muchos sitios con granizados naturales, donde eliges el zumo de frutas, lo exprimen y les añaden hielo picado, y la verdad es que están riquísimos
  • Disfrutad mucho de las vacaciones y del tiempo juntos

Feliz verano!!!

Elena de las Heras

Nutricionista y Mamá en Paralelo

Post Relacionados

¿Tus hijos están alimentados o nutridos?

Que no nos engañen desde pequeños

Deja un comentario

*