Publicado el

La Pequeña O cumple un año, ¿y ahora qué la regalamos si tiene de todo?

Cuando tienes un hijo, siempre tienes un montón de ideas para regalarle, pero cuando tienes dos hijos tienes la sensación de tener de todo.

Pero si además tienen 6 primos mayores os podéis imaginar lo que tenemos, entre lo heredado y lo comprado… ¡no quiero imaginarme cómo se apañan las familias numerosas!

Pero este verano la pequeña O cumplía un año, y todas las madres sabemos lo especial que es este primer cumpleaños, por lo que tocaba buscar el regalo perfecto para la ocasión.

 

Para reducir regalos hemos «reciclado» el quiet book de su hermano, aprovechando que a él le hice nuevas actividades para su cumpleaños, pedí a Sarai libros de fieltro una nueva portada para la pequeña O y montamos un nuevo libro con las actividades que regalamos a su hermano cuando cumplió también el primer añito, pero «renovado» con su portada personalizada.

También aprovechamos la proximidad entre el cumple de ambos hermanos, para comprar regalos conjuntos para compartir, como fue la mesa de luz, que ya os contamos en el post del cumple del tercer cumple de M.

Para continuar con la lista de regalos para la pequeña O  tiré de «necesidades»: ropa, mochila para la guarde, unas zapatillas, una funda para el carro… pero con todos los que somos faltaban regalos…

Después me puse a analizar y a investigar por internet qué regalos hacer a un niño de 1 año, y acordes a su edad y sus intereses.

Para un año los juguetes se basan principalmente en: arrastres, encajables, de golpear (instrumentos o tipo bolas con martillos y similar), sonajeros, mordedores o cuentos, pero muchos de ellos ya los teníamos y los de luces y sonidos intento evitarlos.

Finalmente acudí a una tienda especializada en juguetes respetuosos que hay en mi ciudad, Castillos de Arena, y allí encontré lo que quería.

De toda la lista de juguetes recomendados para un año, lo único que no teníamos era el arrastre, asi que fue lo primero que elegí, y encontré un muy chulo de madera tipo tren de encajables con animales de granja, y que creo que nos dará muchas horas de juego durante bastante tiempo.

Otra de mis opciones era un cuento, ya que en casa siempre son acierto seguro, y aconsejada por los propietarios de la juguetería me llevé el de nariz, naricita, y os puedo asegurar que ya es uno de nuestros top.

También había pensado en algún instrumento musical, pero la verdad es que tenemos casi todos los acordes a su edad (tambor, xilofono, crotalos…), entonces encontré el clatter de plantoys, que además ayuda a la coordinación bilateral, la motricidad gruesa y la coordinación mano-ojo.

Pero buscaba un «regalo estrella», algo diferente y que pudiera gustarle mucho, distinto a todo lo que tuviera, y allí también lo encontré.

Se trata de una caja de música que me enamoró desde el primer momento que la vi. Lleba dos bailarinas, tipo tentetiesos, que se sujetan mediante imán. Es preciosa como decoración, pero también para jugar con ella, además es a partir de 12m de la marca djeco.

Y por último encargué en El Globo Amarillo unos espejos de colores, que también le gustaron mucho y le encanta manipularlos, verse y jugar con ellos.

Y una vez que teníamos la lista de regalos tocaba pensar en la fiesta, que en esta ocasión tenía claro que quería una fiesta muy «princess«, en tono rosa pastel y dorado.

Meses antes encargué en aliexpress un traje con un body con el número 1 y un tutú y una corona a juego, este sería el atuendo para la fiesta, y para la smash cake que después le haría. Decoré todo muy rosa, con banderines y globos rosas. También encargué una tarta acorde para la ocasión a la que además coloqué una corona dorada.

Para los niños invitados a la fiesta regalamos pomperos, ya que a la pequeña O le encantan, y siempre es un acierto para niños de todas las edades.

Respecto a la comida más o menos lo que hago en todos los cumpleaños: empanada, brazo de gitano salado, tortillas y sandwichs.

Y por último, no podía faltar la smash cacke, una sesión «casera» para el recuerdo, aunque como nos pasó con su hermano, no conseguimos que probara la tarta, aún así quedaron unas fotos muy chulas para el recuerdo de este primer añito.

 

 

Y así celebramos el primer añito de la pequeña de la casa.

 

Rocío

Deja un comentario

*