Publicado el

Material de aprendizaje en casa: DIYs Montessori

Volvemos a la carga después de un merecido descanso, esta vez con un montón de ideas para hacer nuestros propios materiales de aprendizaje en casa 🙂

Vaya por delante que no soy ninguna experta en Montessori, pero sí una apasionada. El primer año de A fuera de casa fue a una escuela infantil que seguía esta pedagogía, porque fue la única que cumplía con el respeto a sus necesidades y desarrollo (lo conté en este post).

Sin embargo, a la hora de entrar al colegio la situación ha sido otra, teniendo que incorporarnos a la educación tradicional. La de café para todos, las mismas materias y los mismos hitos para tod@s los niñ@s al mismo tiempo. Esto conlleva comparaciones, frustración y, muchas veces, desinterés por las materias ya que no están preparados para incorporarlas.

Con este panorama me puse en marcha y empecé a dedicar un rato todas las tardes, durante la siesta de la pequeña L, a aprender jugando. Con materiales manipulativos, sensoriales y vivenciales que le inviten a investigar y aprender por sí mismo. No todos funcionan. A veces no le apetece o no es el momento. Sin recriminar y sin malas caras, lo guardo y lo reservo para otro día y hacemos otra cosa que le apetezca. Normalmente pintar a su bola, sin tener que poner tal o cual color o no salirse.

Como decía al principio, no me he formado en Montessori. Lo he mirado más de una vez, pero mi tiempo entre familia y trabajo no da para más. Lo que sí he hecho es leer mucho, y cuanto más investigo y conozco, más me convenzo de que María Montessori encontró la forma de hacer que el aprendizaje fuera algo natural y adaptado a la infancia.

En internet hay muchísima información y tengo unos cuantos blogs de referencia fiables de los que he sacado las ideas que os cuento para elaborar nuestro propio material. Porque aunque algunas cosas son fáciles de encontrar y baratas (esto os lo conté en otro post), no podemos obviar que es material muy elaborado y, en algunas ocasiones, fuera de nuestro alcance.

Caja de sonidos. Creo que este es un material que merece la pena hacer porque nos acompañará durante mucho tiempo, es fácil y barato. Saqué la idea de aquí y aquí, compré esta caja en Amazon, imprimí las etiquetas de cada cajón de aquí y buscamos miniaturas por toda la casa para ir rellenando cada sonido. Los Silvanian y los Playmobil vienen genial para ello.

Vamos muy poco a poco, según él va demostrando interés por alguna letra. Lo que si le propongo de vez en cuando es el juego de los sonidos: se trata de adivinar qué miniatura empieza por tal o cual sonido (veo veo una cosita que empieza por AAAAAAAAAAAA).

Alfabeto móvil. Saqué la idea de aquí. En Montessori se aprende antes a escribir que a leer pero generalmente los trazos de las letras es lo último que se incorpora, por lo que tener un alfabeto móvil para poder manipular las letras es muy útil. Como en el colegio aprenden primero las mayúsculas me hice con un alfabeto en un bazar por 4 ó 5 € y lo teñimos en casa con agua con colorante azul (para las vocales) y rojo (consonantes).

Fue una actividad en sí misma que hicimos juntos: hacer las mezclas, sumergir las letras, ponerlas a secar y después colocar cada una en su casilla que yo había marcado con rotulador.

De momento no construimos palabras, pero sí que lo hemos usado de muchas formas. Para identificar legumbres que plantamos o emparejar miniaturas con su letra de inicio, por ejemplo.

Tarjetas con letras. Tengo de varios tipos gracias a la plastificadora que me compré en LIDL :). Como el primer año de colegio se empeñan en que los niños escriban su nombre, le hice unas tarjetas para seguir el trazo que encontré en el blog Y a la vuelta la luna, que Rocío nos descubrió en este post.

También tenemos estas otras de Creciendo con Montessori que hemos usado para construir letras con plastilina.

Bandeja para trazos. En este caso no es casi ni un DIY. Tenía esta caja con pizarra e imanes y la vacié y la rellené de sémola para que A hiciera los trazos y letras que yo iba pintando en la pizarra.

Esta actividad no tuvo nada de éxito, así que ha vuelto a su uso original con los imanes en espera de que llegue su momento.

Tarjetas de cantidades. Esta idea no recuerdo de donde la saqué porque hay muchísimas en Internet. Son tarjetas con un número determinado de algo, en mi caso piratas porque le encantan, y tres números para que elija el que se corresponde con la cantidad dibujada, poniendo una pinza de la ropa. Para que tenga control del error le añadí una pegatina detrás de la cifra correcta.

Barras rojas y azules. Antes del verano, en el blog Creciendo con Montessori nos proponían una serie de DIY que complementaban a su libro de actividades. El de los listones me pareció fácil y me puse manos a la obra, solo hay que cortar y pintar palos de madera como los de helado.

Además de para ordenar de mayor a menor o viceversa y asociar cantidad a dígito, los números nos han venido muy bien para hacer la lección en tres partes y aprender a identificar la grafía de cada uno.

Caja de husos. Para este material seguí las indicaciones del blog de Bei Tigriteando. Compré unas cajas y palillos en un bazar, una canaleta autoadhesiva en Leroy Merlin para las separaciones y fieltro autoadhesivo para los números. Para mantener los husos juntos usamos limpiapipas.

Calendario Montessori. Ya Rocío nos contó aquí como hicieron ellos su calendario para que M pudiera aprender el paso del tiempo, pero yo quería algo que no ocupara demasiado espacio y pudiera estar siempre presente (si teníamos que sacarlo cada vez que queríamos usarlo no me iba a acordar nunca). En la Escuela Montessori San Antonio vi uno que me encantó y en el blog de Alupé vi cómo llevarlo a la práctica. Compré 365 pinzas de tamaño pequeño, para que no ocuparan demasiado, en un bazar y las pintamos para que cada color representara un mes (básicamente yo pinté el 98% de las pinzas). Después las colgamos de una cuerda y añadí fotos de los acontecimientos más importantes para tener una referencia.

A la hora de presentar el material, estudié cuál era el orden en que se presenta cada material tanto en lectoescritura como en el área de matemáticas. Y también busqué vídeos de cómo hacer estas presentaciones en Youtube. La mayoría están en inglés, pero como son muy demostrativas se entiende perfectamente.

Espero haberos ayudado con ideas para fabricar vuestro propio material Montessori, y si conoces algún otro, no dudes en compartir en comentarios.

Arantxa.

Deja una respuesta

*