Publicado el

Nuestro calendario anual

Desde hace tiempo que M muestra mucho interés por el paso del tiempo, me pregunta mucho cuanto queda para un determinado día.

A veces si es en la misma semana con la canción de los días repasamos cuánto queda hasta llegar al día deseado y vamos repasando los «planes» que tenemos a lo largo de la semana. Pero cuando quiere conocer cúanto falta para algún acontecimiento concreto para el que queda varios meses, como su cumpleaños que es en junio, pues es más complicado que se haga una idea.

Por ello pensé que sería muy útil tener un calendario que el pudiera manipular e ir poniendo «notas» de todos esos acontecimientos que le interesan.

Al principio nos apañábamos con el calendario de pared que tenemos en la cocina, ibamos haciendo marcas en los días «de interés», y contando casillas, pero seguía siendo algo muy abstracto para él y le costaba entender los meses.

Miré en internet muchísimas ideas, me gusta mucho el calendario waldorf, y también el líneal de montessori, pero el primero me parecía que quizás le costara más entender con su edad los meses, al menos de primeras hasta que cogiera la rutina y fuera entendiendo como funcionaba, y el lineal montessori se adaptaba mejor a lo que buscaba pero no tenía espacio físico para instalarlo. Entonces decidí «reinventar» este último y hacer nuestro propio calendario personalizado.

Pintamos las pinzas correspondientes a cada día del mes usando la leyenda de colores para los meses según el método montessori, que representan cada mes según sus estaciones, y escribimos sobre cada pinza el número del día correspondiente.

También queríamos señalar los días que había colegio y los días que no, ya que era otra de sus grandes dudas. Para ello compramos unas pegatinas circulares, tipo «gomets» pero más pequeños, y marcamos de color verde los días que había colegio, de color naranja los sábados y domingos y de color amarillo los festivos y vacaciones. De esta manera, conseguimos tener mucha más información de una forma muy visual y sencilla para su edad.

Finalmente añadimos cartelitos en las fechas más importantes del año (navidades, Reyes Magos, cumpleaños, viajes/excursiones, vacaciones o íncluso el cambio de estación)

Para señalar el día en el que nos encontramos decoramos una pinza pequeña con una estrella «a lo capitán américa» (que tanto le gusta), y así día a día va moviendo la pinza pequeña que nos indica qué día es hoy.

Tengo que reconocer que nos ha dado mucho más trabajo de lo que esperaba, pintar cada pinza por colores, pegarlas en el cartón, escribir el numero del día en cada pinza, poner las pegatinas…, y  aún nos quedan muchos carteles por poner. Pero para mí este tipo de recursos son muy gratificantes, porque se adaptan a las necesidades o intereses que tiene cada niño, y nos ha venido genial para seguir trabajando el paso del tiempo e íncluso los números y el conteo.

Además lo más importante es que M ha estado involucrado en todo el proceso, desde pintar pinzas hasta pegar pegatinas y eso lo hace un poco más «suyo» y por eso quizás lo tenga más presente en su día a día

 

Rocío

 

Deja un comentario

*