Planes en Familia: Camping Resort El Escorial

Cómo ya os contamos en otra publicación, la famillia de M nos estamos aficionando a los camping. Habíamos oído hablar muy bien del Camping Resort de El Escorial, y como nos pillaba cerquita decidimos ir a pasar un fin de semana en familia.

Aprovechamos el mes de julio, ya que en su web estaban anunciando la inauguración de una nueva piscina con toboganes, un plan perfecto de entretenimiento para los niños.

 

Llegamos allí un sábado a media mañana, entras a recepción, entregas los DNI, pagas y te entregan un plano de las instalaciones y un programa de actividades para niños. También te ponen una pulsera azul, o roja para los más pequeños que usan manguitos en el agua, y te dan acceso al camping para que cojas la parcela que más te guste. De primeras estás un poco perdido, pero luego ves que hay mucho personal por todo el recinto, chicos en moto que te guían y te ayudan a buscar una parcela de acuerdo a tus preferencias.

Según llegamos decidimos comer allí, tienen un restaurante con un menú de 20 euros y luego una cafetería con raciones y bocadillos. En la cafetería todo se pide a través de una máquina y se entrega el ticket en barra donde te lo sirven. A pesar de que había bastante personal no atienden en las mesas. Nosotros mismos tuvimos que recoger y limpiar la mesa antes de sentarnos, además de buscar un mantel y llevar la comida a la mesa, la verdad que para ser un resort me pareció un mal detalle. No obstante, la comida muy bien, calidad-precio, pedimos varias raciones y nos gustó todo.

Después decidimos pasar la tarde en las piscinas. La zona de baño está compuesto de tres piscinas grandes, una enorme como con una pequeña isla en medio, y dos más, una de ellas con una calle especifica para nadadores. Además de la piscina de vaso pequeño para los más pequeños de la familia.

Según avanzaba la tarde la zona de baño se llenó, apenas había hueco para andar por el césped sin pisar una toalla, se solapaban casi unas con otras y y dentro del agua igual, fue un poco agobiante, esto fue lo que menos nos gustó del camping. Para nosotros un camping es sinónimo de descanso y relax, y con tantísima gente se hizo imposible disfrutar de una tarde tranquila de baño y juego. Además la famosa piscina de toboganes no estaba montada, por lo visto habían tenido un problema técnico y no habían podido instalarlo, a pesar de haber anunciado semanas antes en la web ese fin de semana para su puesta en marcha.

Después de la tarde de piscina fuimos a darnos una ducha, pero también se hizo difícil. Los baños estaban también llenos, a pesar de ser bastante grandes, hasta había que hacer cola para ducharse.

Después de cenar dimos un agradable paseo por el camping, para ver las instalaciones, la verdad es que parecía que estabas en otro sitio distinto a la tarde, ya no había tantísima gente, había animación para niños, como en los hoteles de la playa, un punto muy a favor para el entretenimiento de los niños. También había pistas para practicar distintos deportes con niños jugando al futbol, baloncesto… y varias mesas de pin pon.

El camping tenía bastantes calles amplias e iluminadas para pasear tranquilamente, e incluso tienen una zona por los alrededores del camping para salir a correr, bici o andar.

Por la mañana fuimos a comprar el desayuno al supermercado del camping. Estaba muy bien, era bastante grande y tenían de todo (pescadería, frutería…) también panadería recién hecha, y a precios populares.

En principio nuestra idea era pagar medio día más para poder disfrutar el domingo también del camping, pero tras la experiencia del día anterior de piscina, decidimos irnos y hacer un poco de turismo por la zona, así que fuimos al pueblo de Guadarrama, que nos pillaba cerquita y había mercadillo y un tobogán de agua para niños. Allí pasamos la mañana y comimos antes de regresar a casa.

En definitiva, el camping Resort el Escorial nos pareció que tiene muy buenas instalaciones, todo muy cuidado y limpio, pero quizás elegimos mal la época del año para ir, pues estaba demasiado lleno. Para la próxima escapada buscaremos otro camping más pequeño y familiar, donde disfrutar de un fin de semana de descanso y relax. Ya os contaremos!

Rocío.

Guardar

One comment

Deja un comentario

*