Publicado el

¿Por qué una asesora de lactancia?

Antes de ser madre viví de cerca muchas lactancias fracasadas, muchas lactancias sufridas y dolorosas. Madres que se metían una toalla en la boca para soportar el dolor y bebés con la boca llena de sangre por los pezones heridos de sus madres, debido a las grietas.

Cuando decidí ser madre tenía claro que eso no lo quería para mí. Tenía claro que algo tan natural como la lactancia, no debía ser tan desagradable y doloroso. Por ello durante esos 9 meses me informé mucho sobre el tema.

Una vez fui madre y conseguí una lactancia exitosa y continuada con mi bebé, quizás gracias a mi empeño y cabezonería, o quizás también gracias a toda la información que tenía en mis manos, seguía viendo a mi alrededor, muchas dificultades a la hora de conseguir una lactancia agradable y bonita, tal y como nos la habíamos imaginado antes de ser madres.

Familias que vivian las crisis de sus bebés sin comprender qué pasaba exactamente o porqué se producían, mastitis mal tratadas que acabaron en abcesos e íncluso tumores en el pecho confundidos con mastitis, porque cuando damos pecho a nuestros hijos parece que «la lactancia tiene culpa de todo lo que nos pasa» para muchos profesionales, sin valorar si quiera otras opciones.

También hemos conocido la soledad de la maternidad, madres que han vivido postpartos duros y no han recibido ningún tipo de apoyo. O que sufrían su lactancia como podían, hasta que llegaba el día del taller de lactancia de su centro de salud, con la esperanza de encontrar la solución milagrosa que necesitaban, para que su bebé se agarrara correctamente, o para comprobar que había cogido el peso reglamentario, que les habían dicho que debía coger.

Pero el resto de la semana estaban solas, sin apoyo de nadie, nadie les ayudaba a que su bebé mamara correctamente ni les explicaba las distintas etapas que estaban viviendo, o el por qué de una lactancia a demanda, entre muchas otras.

A veces por que no tienen a nadie que comprenda su situación, bien porque no tienen bebés o bien porque no tienen la misma conciencia con la lactancia. Otras porque prefieren no oír falsos mitos que hagan dudar sobre su capacidad de amamantar a su bebé como mamíferos que somos.

Pero sí tendrán algún familiar o amiga ofreciéndoles la ayuda que necesitan con un biberón que solucionaría su falta de sueño o la posibilidad de que su bebé engordará mas.

Por todo ello, tanto Arantxa como yo, vimos claro que se necesitaba un cambio, que se necesitaban profesionales formados específicamente en lactancia.

Pero a falta de ello, desde Criando en Paralelo, como blog referente en nuestra ciudad sobre crianza, decidimos formarnos como Asesoras de Lactancia con Edulacta, con el fin de poder ofrecer esa ayuda a las madres que necesitan apoyo para afrontar con éxito esta etapa.

Visitamos a mamas en el propio hospital, en su casa o donde deseen. Hacemos seguimiento por whatsaap o mail, y estamos siempre a su disposición para hacerlas llegar la información que necesitan en cada momento.

También impartimos distintos talleres y participamos en jornadas relacionadas con la crianza respetuosa donde intentamos derribar mitos de la lactancia y difundir sus bondades.

Nuestro objetivo es conseguir lactancias sin dolor, sin miedos, sin presiones, con información actualizada y contrastada, con mucho apoyo y sobre todo con mucho respeto y sin juzgar sus decisiones.

Intentamos ayudar a las familias a conseguir sus objetivos de lactancia, ya sean implantándola, como destetar, si es su voluntad. Pero siempre, siempre, informando de los pros y contras de cada decisión y poniendo toda la información en sus manos para que puedan tomar las decisiones de una forma más consciente.

Por estos motivos creo que todos deberíamos conocer la figura de la Asesora de Lactancia y como puede ayudarnos a conseguir una lactancia con éxito.

Rocío

Post Relacionados:

Situaciones absurdas de la lactancia

Deja un comentario

*