Que no nos engañen desde pequeños

 

Con la vuelta al cole, han vuelto también las meriendas para el recreo y con ellas el bombardeo de publicidad engañosa hacia madres y niños en todo tipo de canales.

 

 

¿De verdad pretenden hacernos creer que el “Bollycao” es una merienda de cacao y hierro? O ¿que los zumos envasados son iguales que una pieza de fruta?, pues sí, nos engañan y es que parece que todo lo que anuncian en la televisión es “bueno”.

Si de en vez de eso, nos dijeran que en 100g de un bollito industrial,15g son de grasa y 18g de azúcar, 18g!! el equivalente a 4 terrones y medio de azúcar en una sola ingesta!!!  Ningún padre le dejaría comerse a su hijo 4 terrones de azúcar, pero sí un bollo industrial porque no lo vemos de la misma manera.

¿Y los zumos envasados? Incluso un zumo que nos venden como “Zero“, contiene 3,6g de azúcar, es decir casi otro terrón más, y encima no nos aportan nada de fibra, que es otro de los beneficios de la fruta.

Si les damos una merienda que consista en bollería industrial acompañada de un zumo envasado, les estamos dando casi 5 terrones de azúcar. Sé que si los padres conociesen realmente la composición de todos esos alimentos que nos tratan de vender como saludables, no se los darían a sus hijos o al menos no a diario.

En el próximo post hablaremos sobre los nutrientes y los valores nutricionales y poco a poco iremos aprendiendo a leer el etiquetado de los productos.

Mi “píldora nutricional” para media mañana y merienda seria:

  • Intentar esforzarnos un poco más en lo que a la nutrición de los niños se refiere, porque cuesta más pelar una fruta que dar un zumo envasado, pero a la larga tu hijo lo agradecerá.
  • Huir de la bollería industrial y alimentos enriquecidos, un alimento sano y nutritivo no hay que enriquecerlo, ¿verdad?
  • Cuidado con los lácteos para niños, llevan demasiado azúcar y grasa, los yogures para beber contienen 10, 5g de azúcar (otros 2 terrones y medio)
  • Intentar educar a los abuelos, tíos y demás personas que los rodean porque dando a los niños estos productos procesados les hacemos un flaco favor ya que si empezásemos a ser conscientes de la cantidad de azúcar que ingieren los niños y el riesgo que conlleva a padecer diabetes en un futuro seríamos menos permisivos.
  • Intenta variar, los niños al igual que los adultos también se cansan, dentro de almuerzos y meriendas saludables (sin olvidarnos nunca de la fruta para cumplir las 5 raciones diarias recomendadas OMS entre frutas y verduras):
  • Queso fresco con picos integrales.
  • Fruta plátano, manzana, fresas…
  • Un bocadillo.
  • Un trozo de bollo o galletas caseras, si os ayudan a hacerlas les gustan mas y con azúcar moreno o panela mucho mejor.
  • Unas tortitas de maíz o arroz integral…

Y por favor no os dejéis engañar, que porque lo anuncien 100 veces al día o sean marcas muy conocidas no dejan de ser alimentos procesados ricos en azúcar y grasa.

                                          *fotos de sinazucar.org

 

Elena de las Heras Gómez

Nutricionista y mamá en paralelo

Deja un comentario

*