Publicado el

Ruta con niños: Valsaín – Boca del Asno

Nos habían hablado de la ruta de Valsaín, y teníamos muchas ganas de conocerla y poder hacerla con los peques.

M aguanta perfectamente las excursiones de senderismo, y la pequeña O, todavía nos da tregua en la mochila, por lo que cuando tuvimos un fin de semana libre, en el que el tiempo acompañaba, no nos lo pensamos.

Valsaín, pertenece a Segovia y está declarado por la Unesco Reserva de la Biosfera, en el Parque Nacional Sierra de Guadarrama, con acceso desde el Puerto de Navacerrada.

Desde que aparcas el coche a la entrada del pueblo de Valsaín te quedas maravillado con el entorno. Las grandes montañas de la Sierra de Guadarrama, con nieve en los picos, y una gran explanada verde llena de bueyes, caballos, burros, terneritos y hasta toros, todo ello bordeado con un pequeño rio.

Abres la barandilla, para acceder a la explanada, e impresiona ir andando entre tan grandes animales, pero no hay peligro, ya que a diario son muchas las personas que hacen esta ruta.

Siguiendo el curso del rio empieza la ruta que nos llevará hasta la famosa boca del Asno.

La ruta es preciosa, e ideal para días de calor, pues una vez entras en el bosque, es una zona sombría y fresca. Y no tiene perdida, pues el camino está perfectamente hecho.

No recomiendo hacerlo con carros, mejor porteo, pues hay una zona de escaleras, y también hay que cruzar una zona de río por unas piedras, no hay ningún peligro para los más pequeños, y aunque entre ida y vuelta haríamos más de 10 kilómetros, es muy sencilla.

Aunque parece larga no se nos hizo pesada, además hicimos una parada a medio camino para almorzar. Pero, ir contemplando la naturaleza, explorando cada rincón que el paisaje nos dejaba, ya que además de los animales, los niños lo pasaron en grande encontrando setas, buscando palos, cruzando el río o subiéndose a grandes rocas, lo que fue suficiente para pasar un día estupendo y que ellos no se aburrieran ni cansaran.

Una vez pasamos la boca del asno, y subimos la escalinata que sale a la derecha, llegamos a un merendero, donde había un bar, baños y mesas para comer, y allí aprovechamos para descansar un rato, comer y jugar antes de regresar.

Además, durante la excursión hay muchas cosas que ver, ya que a lo largo de todo el trayecto te vas encontrando con distintos puentes y acueductos que hacen más atractiva su visita.

También se puede empezar la ruta desde este punto, o desde la boca del asno o el área recreativa de los asientos, pero al ser una carretera pequeña y con alguna curva, es más fácil parar y aparcar el coche a la entrada de Valsain, y más cómodo si además vas con niños. Creo que impresiona más empezar por la pradera, con todos los animales, antes de entrar en el bosque. Y al ser una ruta circular, puedes terminar en el punto en el que empezaste.

Al volver por el otro lado del río antes de llegar al final de la ruta de regreso, encontramos un parque, con muchas cuerdas y palos por los que trepar, y hasta escaleras «movedizas», que pusieron el broche final a esta ruta que tanto nos gustó y disfrutamos grandes y pequeños.

Antes de volver a casa, aprovechamos el viaje para conocer el Palacio Real de Rio Frio, que se encuentra a unos 10 minutos de donde aparcamos. Y aunque no nos dio tiempo a visitar por dentro el Palacio, pues las visitas son hasta las 18 horas, pudimos dar una vuelta por los alrededores, donde se pueden ver jabalís, ciervos o gamos.

Como veis un día muy bien aprovechado con todos los ingredientes para pasar un día en familia rodeados de naturaleza.

Rocío

Post relacionados:

Deja un comentario

*