Sobre Nosotras

¡Hola! Somos Arantxa y Rocío y ésta es nuestra web sobre maternidad y crianza consciente.

Nuestros caminos se cruzaron cuando nuestras barrigas empezaban a crecer. Poco a poco nos fuimos dando cuenta de que a pesar de ser diferentes, entendemos la maternidad de la misma forma, y de que juntas, aprendíamos el doble.

Empezamos Criando en Paralelo para compartir con el mundo nuestras inquietudes, experiencias y anécdotas, pero también para formar una comunidad y escuchar otras voces como la tuya. Anímate a dejarnos un comentario o escríbenos a criandoenparalelo@gmail.com

 

Soy Arantxa y soy la mamá de un niño salvaje y de una peluda llamada Odri.

Junto a mi marido formamos una familia inquieta y bien avenida. Mis prioridades ahora mismo son pasar el máximo tiempo juntos y disfrutar de la experiencia de ver crecer a mi hijo.

Soy ambientóloga de profesión y blogger de vocación. Me encanta leer, aprender, reflexionar y plantearme nuevos caminos.

Desde hace algunos años estoy interesada en vivir una vida más consciente, lo que me ha llevado a informarme, leer y buscar opciones para enfrentar todos los retos que suponen el embarazo, el parto y la crianza. En este blog quiero compartir todo lo que la maternidad me ha aportado hasta ahora y lo que está por llegar.

Gracias por estar al otro lado 😉

Soy Rocío, mamá de un niño cariñoso y testarudo a partes iguales, y de una pequeña dormilona que hace pocos meses completó la alegría a nuestra familia

Desde que descubrí el término crianza respetuosa, entendí que era la forma en la que quería educar a mis hijos. La forma en la que quería que viviera la familia que estoy creando junto a mi marido.

Yo siempre digo que la maternidad me ha cambiado en muchos aspectos, imagino que como a todas nos cambian todos los esquemas y prioridades. Hace años me hubiera imaginado una madre sobreprotectora y escrupulosa de la limpieza, educando con castigos o rinconces de pensar, pues desconocía otras opciones… ahora antepongo la libertad de los niños para explorar y conocer un mundo nuevo para ellos, acompañándoles en ese aprendizaje y fomentando, ante todo, el diálogo.

Sólo serán niños unos años de su vida y queremos disfrutarlo con ellos, así que si hay lluvia, nos ponemos las botas de agua y saltamos en los charcos!

 

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar