Publicado el

¿Son buenos los frutos secos en el embarazo?

Un nuevo estudio realizado en España entre 2200 parejas de madre e hijo ha demostrado que frutos secos como nueces, almendras, cacahuetes, avellanas y piñones favorecen el desarrollo neuropsicológico a largo plazo.

El estudio lo realizo en  Proyecto INMA (Infancia y Medio Ambiente), los cuales estudian el papel de los contaminantes ambientales en el aire, agua y dieta durante el embarazo e inicio de la vida y sus efectos en el desarrollo y crecimiento infantil. Los resultamos mostraron que los niños con un mayor consumo materno de frutos secos durante el primer trimestre de embarazo obtuvieron mejores resultado en todos los exámenes realizados para medir la función cognitiva, capacidad de atención y memoria.

Estas mujeres ingerían una media semanal de al menos 3 raciones de frutos secos, unos 90g semanales.

El efecto podría deberse al alto contenido de ácido fólico y en ácidos grasos esenciales como Omega 3 y 6, los cuales tienden a acumularse en los tejidos nerviosos y en las áreas frontales del cerebro, que influyen en la memoria y en funciones ejecutivas.

También se demostró que el efecto beneficioso no se ha podido demostrar en el segundo ni  en el tercer trimestre de embarazo, aunque no se han podido explicare las causas.

Miedo a engordar

Sí que es cierto que los frutos secos tiene un elevado contenido en grasa y por lo tanto un mayor aporte energético, por lo que algunas embarazadas huyen de ellos por el miedo a engordar, pero también es cierto que esos ácidos grasos son monoinsaturados, “de los buenos”, por lo que debería prevalecer la calidad de la grasa que ingerimos frente a la cantidad.

Además influyen otros factores como la cantidad de fibra que poseen, su efecto saciante y el gasto energético que se produce para su digestión.

 

MI PÍLDORA NUTRICIONAL

  • Los frutos secos son beneficiosos en todas las etapas de la vida, pero más en el embarazo.
  • No te preocupes porque engordan, tomando unos 30g diarios dentro de una alimentación equilibrada no lo vas a notar.
  • Son una opción muy buena cuando se tiene ganas de un snack saludable.
  • Debes consumirlos crudos, es decir sin tostar, sin sal y sin azúcar.
  • Ayudan a reducir el estreñimiento por su alto contenido en fibra.
  • Ahora tenemos un nuevo motivo, ya que ayuda al desarrollo cognitivo del bebé por lo que no lo dudes y ¡¡consume frutos secos!!

Elena de las Heras Gómez

Nutricionista y Mamá en Paralelo

Post Relacionados:




Deja un comentario

*