El uso de pantallas restringido en casa de M

Desde que M nació llevamos muy a raja tabla el tema de pantallas. Hasta el momento en casa la TV siempre estaba encendida, como en la mayoría de los hogares imagino, pero poco a poco nos acostumbramos a vivir sin ella. La verdad es que no fue algo que decidiéramos como tal, sino que como no queríamos que nuestro bebé la tuviera siempre delante, decidimos dejar de usarla, o al menos cuando él estuviera. Aunque siempre que podemos nos gusta ver sólos una serie o una peli cuando los peques están dormidos.

Está demostrado que las pantallas no son recomendables para menores de 2 años.

Un niño de esa edad no está preparado para procesar en su cabeza la cantidad de imágenes que recibe en tan poco tiempo. Además, un niño delante de una pantalla está perdiendo oportunidad de explorar su entorno, jugar o relacionarse, e incluso está demostrado que afecta al desarrollo de su lenguaje entre otras.

Y no es sólo mi opinión, como siempre me gusta basarme en la evidencia científica, en internet podemos encontrar decenas de estudios que lo avalan.

En la página de la Asociación Americana de Pediatría lo dejan muy claro “evitar totalmente la exposición a la TV y otras pantallas antes de los 2 años de edad” (leer más aquí)

Continue reading →