Por un biberón no pasa nada… ¿o sí?

Seguro que muchas madres que habéis elegido la lactancia materna para vuestros hijos, habéis escuchado muchas veces estas frases: “por un biberón no pasa nada”, “se queda con hambre”, “quizás no tengas mucha leche”, “aún no te ha subido o no es lo suficientemente buena”…

Ese famoso biberón de ayuda, que a veces te ofrecen incluso en el mismo hospital, es el culpable del fracaso de muchas lactancias.

Como mamíferos que somos tenemos la capacidad de amamantar a nuestros hijos, ¿o acaso cualquier otro animal necesita biberones? Imaginad cualquier animal que viva en libertad, si no pudieran amamantar a sus crías, muchas especies acabarían desapareciendo.

Para regular la lactancia son necesarias muchas horas “a la teta”, ya que a mayor succión mayor producción.

Continue reading →