Cómo hemos pasado de triturado a entero con L

Hace unos meses, cuando estábamos iniciando la alimentación complementaria con L, escribí un par de posts de cómo saber cuando están preparados para comer y de cómo presentar los alimentos.

Como os contaba en ellos, yo le ofrecía la comida debidamente preparada pero aparte de algún chupeteo esporádico y de mucha experimentación (guarreo) no íbamos más allá. Siguió pasando el tiempo y la tranquilidad que tenía por estar en casa de excedencia empezó a ser cada vez más reducida.

L seguía sin comer, tomaba su teta eso sí, pero nada más. Además, cuando ingería algún trozo de plátano, pera, pan… daba una arcada, lloraba y ya no se lo volvía a meter en la boca.

Continue reading →

Mamitis, apego y vínculo seguro

Volvemos a la carga después del descanso de las Navidades que tanta falta nos hacía a todos, niños y mayores. Esta temporada será un poco de ajuste entre las necesidades de nuestras vidas ahora mismo (mi vuelta al trabajo y los estudios de Rocío), como os contábamos justo antes de las vacaciones, y la marcha del blog. Seguramente el ritmo sea más bajo, aunque nuestra intención es seguir publicando cada semana y mantener esta ventana abierta, que tanto nos motiva.

Y hoy quería hablar de una cuestión que muchas veces nos han preguntado. Tener un blog no te convierte en experta. Nosotras no somos maestras ni psicólogas. Lo que sí somos es madres primerizas con pocos referentes, o ejemplos que no queríamos seguir en nuestra crianza, y que nos informamos para intentar hacer nuestro papel lo mejor posible.

Continue reading →

Mis libros de crianza favoritos

Si hace poco os hablábamos de los cuentos que más éxito han tenido en casa aquí y aquí para los pequeños de la casa, hoy nos toca a nosotras.

Vamos a hablar de los libros que más me han ayudado y en los que me refugio cuando tengo dudas y no sé por dónde tirar en algún aspecto de la maternidad y la crianza. Se acercan los Reyes Magos y puede ser un buen momento para hacernos con alguno de ellos.

Continue reading →

Cómo estamos viviendo nuestra segunda lactancia (1ª Parte)

Siempre había creído que las segundas lactancias eran mucho más fáciles. La experiencia y todo lo que aprendes con tu primer hijo se suponía una ventaja a la hora de afrontar de nuevo dar el pecho. Pero me estoy dando cuenta de que no siempre es así.

En mi entorno somos muchas las que fuimos madre por primera vez al mismo tiempo y hemos tenido también el segundo no tardando mucho. Muchas de estas mamás dieron pecho durante pocos meses por diferentes dificultades: crisis, grietas, mitos… y creía que en esta segunda oportunidad las cosas serían diferentes para ellas ya que la experiencia anterior las ayudaría a conseguir una lactancia más larga esta vez.

Continue reading →

La famosa aDOSlescencia (2ª Parte)

Hay una corriente que afirma que la aDOSlescencia o los terribles dos no existen. Que en realidad somos los padres los que cuando nuestros hijos son bebés les permitimos hacer todo lo que quieren pero que cuando crecen les intentamos poner límites y por ello, los niños responden desafiándonos.

Yo no estoy para nada de acuerdo con esta teoría. Según mi experiencia personal no tiene nada que ver un niño cuando tiene un año con el mismo niño a los dos años a la hora de educarle. Primero por la explosión del lenguaje, de repente ese niño que hace nada era un bebé es capaz de expresarse y decirte lo que quiere y también lo que no. Y también por su necesidad constante de autonomía y autoafirmación.

Continue reading →

Y así llegó la famosa aDoslescencia, esos temibles 2 años

Cuando estás en pleno momento de crianza una de las preguntas qué más se te viene a la cabeza es ¿lo estaré haciendo bien?

Cuando me quedé embarazada decidí que quería una maternidad consciente e informada. Elegir de entre las opciones disponibles conociendo sus ventajas e inconvenientes.

Puedo decir que este camino de la maternidad está siendo un gran aprendizaje, casi un master en el que me he empapado de cada una de las etapas que he ído viviendo (embarazo, parto, lactancia, blw, crianza…) pero si hay una que me está costando más es la famosa “aDoslescencia”

Continue reading →

El mejor ejemplo

Siempre oímos que lo mejor que puedes hacer por tus hijos es dar ejemplo. Que no sirve de nada predicar porque los niños aprenden por imitación y sobre todo de las figuras de referencia, que son sus padres.

Después ese niño crecerá y se convertirá en un adulto que tomará sus propias decisiones y elegirá cómo comportarse en la vida. Nosotros habremos hecho nuestro trabajo y él será el que escoja su camino. A lo mejor decide convertirse también en padre y entonces seguramente empezará a recordar y a plantearse cómo le educaron a él, y si es lo que quiere para sus hijos.

Continue reading →

Nuestra selección de dibujos a partir de 2 años

Como os contábamos en otra entrada, en casa hemos tenido totalmente limitado el uso de televisión, tablet, movil y cualquier pantalla en casa hasta los 2 años, al igual que hemos intentado excluir juguetes con sonido que también impiden el desarrollo del niño y su lenguaje entre otros.

A partir de esa edad empezamos a ver televisión pero de forma muy limitada y controlada, no más de 1 hora al día a lo sumo, salvo algún día puntual que podemos ver una película que dure un poco más o en alguna contada ocasión que hemos ido al cine.

Para nosotros es igual de importante la cantidad como la calidad, por ello queremos dejaros un pequeño listado de los dibujos que hemos seleccionado, que nos parecen más respetuosos y acordes a su edad.

Continue reading →

El uso de pantallas en casa de A (2ª Parte)

Al igual que contaba Rocío en este post, para mí este tema estaba claro desde que A estaba en la tripa. Había leído varios estudios que hablaban de los perjuicios del uso de pantallas en niños menores de 2 años y de su uso indiscriminado en niños mayores.

Un bebé está empezando a conocer el mundo, todo es nuevo para él, desde el movimiento de los objetos a sus texturas, sonidos… Si reemplazamos la observación del mundo real por el simulado por una pantalla en la que la velocidad de los fotogramas nada tiene que ver con la realidad, estaremos acostumbrando a nuestros hijos a un ritmo de estímulos que luego no podremos ni sabremos cómo gestionar.

Continue reading →

La crianza en una sociedad sexista

No sé por qué, siempre había creído que era más difícil educar a una niña que a un niño para no repetir patrones y roles sexistas, y evitar que la sociedad patriarcal y machista en la que nos movemos le contaminara.

La vida quiso que me convirtiera en madre de un niño en primer lugar (la niña viene de camino), y con solo dos años, ya ha habido varias situaciones en las que me he sentido incómoda.

Continue reading →