El destete nocturno de L

Como contaba Rocío en el post anterior de su destete nocturno de O, cuando tienes a tu bebé recién nacido y tu única preocupación es que consiga un buen agarre y se alimente bien, el destete te parece tan lejano que ni se te pasa por la cabeza. Aunque sea tu segundo bebé y ya hayas vivido toda la película anteriormente.

Mi lactancia con L ha tenido momentos bastante complicados como os he ido contando por aquí. La vida te trae situaciones para que sigas aprendiendo y aunque ya llevaba una lactancia de 26 meses a mis espaldas, con L cada mes que cumplía era un mes más que seguíamos compartiendo este vínculo tan especial.

Continue reading →

El destete nocturno de la pequeña O

Cuando estamos embarazadas y elegimos dar el pecho a nuestro hijo no pensamos en destete, ahí solo pensamos en que se agarre el bebé y tener una lactancia exitosa.

Pero los meses pasan, y en la mayoría de los casos si han conseguido pasar las diversas barreras que nos hemos ido encontrando y según se acerca el primer año del bebé algunas mamás ya empiezan a pensar en el destete. Al menos a desear que no mame tanto por la noche para poder descansar mejor.

Continue reading →

Nuestra experiencia con el destete nocturno

Con motivo de la celebración de la Semana Internacional de la Lactancia Materna y del lanzamiento de nuestra Guía para una Lactancia Fácil y Exitosa hemos escrito algunos posts en los que os contamos las dificultades que nosotras nos hemos encontrado en nuestras lactancias y cómo las hemos superado. Hoy comenzamos con uno de los temas estrella de la lactancia: el destete.

El destete es algo que nos trae de cabeza a muchas madres. Siempre esperamos que sean ellos solos los que de un día para otro no quieran más, pero si no das biberones es difícil que eso suceda antes de los 2, o incluso 3 años. Por tanto, muchas veces y por muchas razones distintas acaba siendo una decisión nuestra, y consecuentemente un proceso en el que tenemos que acompañar a nuestros hijos.

Hoy os contamos cómo lo afrontamos y lo superamos cada una en nuestras circunstancias y cuáles fueron nuestras razones para el destete nocturno.

Continue reading →