El nuevo rincón de lectura “low cost” de A

Siempre hemos tenido un lugar asignado para los cuentos, con su silloncito, su caja para guardarlos y un puff para mí cuando me pedía que le acompañara. Era un rincón más bien improvisado. El puff lo conseguimos en el parque de atracciones, el sillón era de un bazar y la caja una de las soluciones que encontré para que los cuentos estuvieran ordenados y al alcance de A.

Poco a poco la habitación de A ha pasado de ser una nursery, es decir, una habitación para cambiar pañales y dar el pecho a albergar todo lo que un niño de casi 3 años pueda necesitar. Ya tiene su cama de mayor, su mesa para trabajar, su mesilla de noche… Sólo nos faltaba un rincón de lectura a la altura del resto.

Continue reading →