Ante todo, mucha calma

Desde que soy madre estoy asistiendo, un poco atónita la verdad, a una especie de competición para la que no me había preparado. Durante el embarazo lees y hablas con otras madres, un poco con la intención de saber lo que te espera. Y te preparas para las pocas horas de sueño, para los cambios de pañales, para la invasión de juguetes. En definitiva, para una verdadera revolución.

Pero algo que no me esperaba era la prisa y la presión constante para pasar de una etapa a otra lo más rápidamente posible.

Continue reading →