La famosa aDOSlescencia (2ª Parte)

Hay una corriente que afirma que la aDOSlescencia o los terribles dos no existen. Que en realidad somos los padres los que cuando nuestros hijos son bebés les permitimos hacer todo lo que quieren pero que cuando crecen les intentamos poner límites y por ello, los niños responden desafiándonos.

Yo no estoy para nada de acuerdo con esta teoría. Según mi experiencia personal no tiene nada que ver un niño cuando tiene un año con el mismo niño a los dos años a la hora de educarle. Primero por la explosión del lenguaje, de repente ese niño que hace nada era un bebé es capaz de expresarse y decirte lo que quiere y también lo que no. Y también por su necesidad constante de autonomía y autoafirmación.

Continue reading →

Trabajando las emociones con El Monstruo de Colores

El Monstruo de Colores fue uno de los primeros cuentos que compré para A cuando todavía era solo un bebé. Como mucha gente quería hacerle regalos, pedí que muchos fueran cuentos para empezar su biblioteca y no acumular más peluches y mantitas 🙂

Estuvo guardado durante mucho tiempo, y cuando cumplió los 2 años lo puse a su disposición y lo leímos un par de veces, pero no llamaba especialmente su atención. Sin embargo, pasados unos meses A ha empezado a estar inquieto en algunas situaciones sin saber expresarme qué le pasaba más allá de llorar o querer irse a casa. Pensando que podían ser miedos, una tarde cogimos el cuento y lo leímos identificando cada una de las emociones.

Continue reading →

ADOSlescencia y bote de la calma

La entrada en la aDOSlescencia de A está siendo todo un reto para mí como madre. Supongo que por mucho que te prepares y te sepas la teoría, es inevitable que te remueva tanto drama y explosión de emociones.

Desde que cumplió el año más o menos, las lecturas de crianza y maternidad las dirigí en cierto modo al tema del acompañamiento de las emociones y de la gestión de rabietas. Leí Ni rabietas ni conflictos de Rosa Jové, El cerebro del niño de Daniel J. Siegel (recomendación indispensable) y releí las partes más relacionadas con este tema de Bésame mucho de Carlos González.

Continue reading →