¡Niños a la cocina!

La cocina sea seguramente la estancia de nuestra casa en la que más tiempo pasamos. Si queremos tener una alimentación medianamente equilibrada no nos queda más remedio que dedicarle tiempo, no hay otro secreto. Y ese tiempo que estás dedicada a hacer la cena y, a veces, la comida del día siguiente son minutos u horas en los que no puedes atender a tus hijos. O sí.

Yo no quería la típica estampa familiar de madre y padre haciendo la cena y niño reclamando atención en forma de trastadas o llamando a mamá una y otra vez. Creo que los niños necesitan sentirse integrados en la familia y, como los adultos, sentirse útiles. Y la cocina nos brinda una oportunidad de oro para ello.

Continue reading →