Publicado el

Visitamos Nickelodeon Madrid

Nos encanta conocer sitios nuevos de ocio para ir con niños. Siempre se agradecen planes que estén cerca de nuestra ciudad para pasar un rato divertido en familia, y desde que supimos de la existencia de Nickelodeon lo apuntamos en nuestra lista de «próximas visitas y excursiones».

Al llegar allí lo primero que te encuentras es el Centro de Mando de la Patrulla Canina, un gran tobogán que hace que los niños se vayan metiendo en «los personajes» estuvimos un rato en el tobogán y luego pasamos a los coches de la serie.

A continuación pasamos a la zona de las Tortugas Ninja, llena de obstáculos, toboganes, además de una pequeña piscina de bolas. El espacio está dotado de suelo blando para andar descalzos por toda la zona, por lo que no olvidéis llevaros calcetines.

Después de un rato en el área de las Tortugas fuimos a conocer el Carrusel de los deseos de los Padrinos Mágicos. Donde los más pequeños pueden montar solos, acompañados de otro niño o con un adulto y pedir un deseo a los Padrinos Mágicos.

Continuamos nuestra visita en el Fondo de Bikini, en esta zona puedes encontrar distintas actividades interactivas, en las que los niños o bien remando o bien saltando o dando vueltas al volante de un barco pueden realizar pequeños juegos.

A la pequeña O le encantó el Órgano de Fondo de Roca, ya que al saltar iban saliendo distintos personajes de los tubos y allí estuvimos entretenidas mientras papá y M iban a la escuela de conducción.

En la escuela de conducción, accedes primero a una pequeña sala donde te dan pautas de conducción y una vez te «sacas el carnet de patrón de barco» puedes navegar a través de Fondo de Bikini.

Después nos apetecía descansar un rato y pasamos a la zona de juegos de los Rugrats, donde M y O pudieron disfrutar de un rato de juego libre con los bloques de construcción acolchados, construyendo grandes torres y derribándolas, que siempre es diversión asegurada..

Cada 30 minutos hay una pequeña sesión en el 4D cinema. M nunca había estado en un cine 3D con gafas incluidas y la experiencia fue muy divertida. Además los asientos se mueven y echan agua según te introduces en el mundo del personaje en el fondo del mar.

Mientras M y yo estábamos en el cine, papá y la pequeña O estuvieron en los tubos de escalada, los cuales encantaron a nuestra peque.

Durante nuestra visita a Nickelodeon pudimos ver a varios de los personajes. En nuestro caso vimos a Bob Esponja, Chase de la Patrulla Canina y a Donatello de las Tortugas Ninja, con los que pudimos hacernos la foto respectiva.

Nos fuimos con muy buen sabor de boca, un plan perfecto para pasar la tarde o la mañana con los más pequeños. No es demasiado grande, por lo que con un par de horas es suficiente.

Además, aunque nosotros no hicimos uso de ella, en el mismo espacio cuentan con una pequeña cafetería con perritos calientes o pizza para merendar o cenar allí, o incluso donde los padres puedan tomarse un café relajados mientras los niños disfrutan de la zona de juegos de los Rugrats que está al lado.

Respecto a la edad creo que es ideal para niños entre 3 y 6 años. Los menores de 90cm no pueden acceder ni a la piscina de bolas de las Tortuga Ninja ni a la escuela de conducción de Bob Esponja. Y aunque la entrada infantil es hasta 12 años, creo que para niños tan mayores se les queda un poco corto, tanto por las actividades como por el espacio.

El precio de la entrada nos resultó asequible, ya que la entrada de un niño + un adulto son 13,90€ y como los menores de 90cm entran gratis la pequeña no no pagó, por lo que por 4,90 compramos otra entrada de adulto y pasamos los 4 por menos de 20€

Y hasta aquí nuestra experiencia en Nickelodeon Adventure Madrid, situado en el C.C de Xanadú en Arroyomolinos, un sitio pensado por y para niños, donde estamos seguros que repetiremos alguna tarde de mal tiempo de invierno.

Rocío

Deja un comentario

*