Publicado el

Molestias habituales en el embarazo: Dolor de abdomen bajo o Pubalgia

La pubalgia es una afección que se produce por un inflamación de los músculos aductores y recto del abdomen en su inserción en las ramas del pubis. El dolor se irradia hacia la ingle, la zona de los aductores y de la musculatura abdominal.

El dolor se irradia hacia la ingle, la zona de los aductores y de la musculatura abdominal.

Es muy común es jóvenes que practican deporte cómo el fútbol, pero también suele presentarse con mucha frecuencia durante el embarazo, debido a las alteraciones hormonales y a los cambios que experimenta la pelvis por el aumento de peso y por el paso de la pelvis de retroversión a anteversión.

Fuente: BBMundo

¿POR QUÉ SUCEDE?

Factor postural:

En el 2º trimestre en las semanas 17 a la 22 la mujer experimenta un aumento del volumen infraumbilical que puede producir molestias a nivel del pubis, coccix, lumbares y en las espinas iliacas. Pero es en el tercer trimestre cuando la mujer sufre el gran cambio de la pelvis de retroversión a anteversión que da lugar a un aumento de la curva lumbar y a un cambio del centro de gravedad. Este cambio en la pelvis produce una alteración postural y dolores musculoesqueléticos por la disyucción pubiana que puede dar lugar a una pubalgia o también a una coxalgia (dolor en el coccix).

Factor mecánico

Debido a este cambio postural la marcha también se puede ver afectada dando lugar a la “marcha de pato” que es que la embaraza camina con una rotación externa de sus miembros inferiores (camina separando las piernas).

Factor hormonal

Impacto hormonal sobre las relaciones anatómicas.

La relaxina afecta a los tejidos de la embarazada desde la concepción alcanzando  su pico entorno al cuarto mes del embarazo (semana 16) y en el parto. Puede ser responsable de:

  • Relajación tejido conjuntivo (ligamentos, fascias, sínfisis púbica, fibrocartílago…)
  • Tensión sobre la musculatura torácica y la columna vertebral superior.
  • Diástasis de la musculatura abdominal (rectos del abdomen) que influye sobre la línea Alba. Debido a la relaxina el útero crece 10 veces su tamaño durante el embarazo y el abdomen crece a la vez que el útero.

¿CUÁLES SON SUS SÍNTOMAS?

  • Dolor en los músculos aductores y en sus puntos de inserción de la rodilla y el pubis.
  • Dolor en los músculos abdominales y en su punto de inserción del pubis y las cosillas.
  • Dolor durante la marcha.
  • Dolor en los cambios de postura a nivel del pubis o parte inferior del abdomen que producen la necesidad de dar sujeción a ese nivel.

¿CÓMO PUEDE AYUDAR LA FISIOTERAPIA/ OSTEOPATÍA?

Importante destacar que los tratamientos a una mujer embarazado siempre serán suaves y sin dolor, siendo aconsejable esperar a superar el tercer mes (9ª-13ª semana) de embarazo para cualquier tratamiento, ya que los tres primeros meses de embarazo se consideran embarazo de riesgo.

El objetivo principal de la sesión de fisioterapia / osteopatía  es favorecer la adaptabilidad del cuerpo de la mamá, ya que el embarazo altera el equilibrio biomecánico.

Antes de comenzar el tratamiento tenemos que realizar un buena valoración. Es importante saber en que trimestre se encuentra la mamá ya que cada fase del embarazo corresponde a un cambio postural y tenemos que saber si la molestia en el pubis es por dolor muscular a consecuencia de un cambio postural normal o por que su cuerpo no se está adaptando bien.

  • Si su cuerpo si se está adaptando bien pero hay dolor debido al cambio postural tendremos que tratar la musculatura o los ligamentos que se encuentran inflamados con técnicas de movilización articular, estiramientos e inhibiciones de la musculatura.
  • Si su cuerpo no se está adaptando bien, por ejemplo en el tercer trimestre no consigue tener una postura lordótica (aumento de la curva lumbar) debido al paso de retroversión a anteversión de la pelvis, tendremos que valorar por que no se está produciendo ese cambio que puede ser por contracturas en la musculatura o bloqueos en las articulaciones a nivel de la pelvis.

Para el alivio de las molestias también se recomienda realizar ejercicios para la pelvis, aconsejable preguntar a tu fisioterapeuta.

Marta Lanchares de Paz.

N.º Col. Fisioterapeutas Castilla La Mancha 1771

Fisioterapeuta. Osteópata.

Deja un comentario

*