Publicado el

Mujeres inspiradoras en educación y crianza

Este viernes se conmemora el Día de la Mujer y nosotras nos queremos unir a la celebración de este día reivindicando el liderazgo que están ejerciendo muchas mujeres en materia de educación y crianza, y que están contribuyendo a cambiar la mirada a la infancia y, con ello, construyendo un mundo mejor.

Hace tiempo se hablaba del día de la Mujer Trabajadora. Sin embargo, en los últimos años hemos transformado esta fecha en algo de todas. Porque está claro que trabajar trabajamos todas, las que salen a hacerlo fuera de casa y las que se quedan criando y cuidando. El papel que jugamos en la sociedad guiando y acompañando a nuestros niños en su primeros años, es seguramente el más valioso, y debemos decirlo muy alto y muy orgullosas.

Hace casi un año os hablaba aquí, que para mí el ejemplo más importante y el espejo en el que intento mirarme es mi madre. No siempre tenemos que levantar la mirada para ver a gente extraordinaria. Muchas veces tenemos al lado a personas muy valiosas y sólo hace falta darnos cuenta y pararnos a observar. O a recordar en mi caso.

Hoy vamos a hablar de referentes que han marcado la diferencia en su campo, haciendo avanzar no solo a la parte femenina si no a toda la humanidad gracias a su dedicación y a que decidieron compartir sus conocimientos.

El trabajo exitoso de las mujeres tradicionalmente ha sido escondido o directamente ninguneado o robado (podéis leer aquí la historia de Rosalind Franklin, por ejemplo). Hoy día, la situación ha mejorado pero no nos vamos a dormir en los laureles. Y vamos a  reconocer y poner en valor la labor de tantas profesionales que tan buen trabajo están haciendo.

Podría hablar de María Montessori, Jane Nielsen, Ina May Gaskin, Janet Lansbury… todas con una trayectoria memorable, pero creo que en nuestro país actualmente tenemos un grupo de mujeres que lo están haciendo muy bien y que merecen nuestra atención.

Ibone Olza sufrió la violencia obstétrica que aún hoy día suele ser moneda común en la atención al parto en  hospitales. El dolor que esto la ocasionó la hizo ponerse en contacto con otras madres que compartieron también su experiencia con ella.

Esto la hizo despertar y darse cuenta de que lo que ella había sufrido no había sido una situación excepcional si no que se trataba de una violencia institucional generalizada. Así nació el foro Apoyo Cesáreas y más tarde la Asociación El Parto es Nuestro.

Su reivindicación de respeto y protección hacia los derechos de las madres y los niños y la mejora de la atención obstétrica, han hecho que muchas hayamos tenido, primero una buena información de cuáles eran nuestros derechos a la hora de parir y segundo una mejor experiencia gracias al cambio de mentalidad que tanto trabajo está costando conseguir.

Si tenéis oportunidad no os perdáis su libro Parir, aquí os contaba un poco más sobre él.

Si Ibone es referente en nuestro país en cuanto a embarazo y parto respetado, en lactancia materna tenemos a Alba Padró. Su web Alba Lactancia y desde hace poco, también su libro Somos la Leche, son una fuente de información y un apoyo enorme para superar todas las dificultades que a veces se nos presentan dando el pecho a nuestro hijos.

Y no solo eso, la normalización de la lactancia materna y la difusión de sus bondades, para que las madres podamos tomar decisiones informadas y ejercer nuestro derecho de alimentar a nuestros hijos a través de nuestro cuerpo en cualquier lugar también ha sido una parte fundamental de su trabajo.

Dar visibilidad a algo tan natural y que hasta hace no mucho había que esconder.

He hablado de embarazo y parto y de lactancia y nos queda la crianza. La crianza consciente y respetuosa es a lo que aspiramos muchas y trabajamos día a día para conseguirlo. En este sentido me ayuda mucho el trabajo de Miriam Tirado, consultora de crianza y comunicadora infatigable, que trata todos los temas que nos preocupan en la primera infancia.

A menudo comparte sus reflexiones en redes que son muy inspiradoras para criar desde el respeto, la presencia y la consciencia. Si estáis en este camino, no os perdáis su trabajo.

Arantxa.

Deja un comentario

*