Publicado el

Planes en familia: Candeleda con niños

Justo antes de comenzar el verano hicimos una escapada con la familia a una casa rural entre Candeleda y Madrigal de la Vera. Es una zona situada entre la frontera de Ávila y Cáceres perteneciente a la zona de la Vera famosa por sus piscinas naturales.

Siempre antes de viajar intento informarme un poco sobre la zona para ver qué podemos hacer, y desde que tengo hij@s la información que encuentro en blogs de otras familias viajeras es fundamental. Sin embargo, de Candeleda no encontré mucho por lo que me he animado a escribiros este post por si os apetece terminar el verano por esta zona.

Nuestro viaje fue de un fin de semana, viernes tarde a domingo por la mañana, es decir, escapada exprés, pero nos dio tiempo a exprimir al máximo la zona y hacer planes muy chulos.

Siempre buscamos una casa rural con un entorno lo más natural posible, porque algo que siempre hacemos es dar un paseo en familia por el campo sin rumbo fijo. Sin seguir una ruta establecida ni ningún objetivo concreto. Simplemente pasear y hablar mientras los niños juegan con todo lo que encuentran a su alrededor. Y eso es lo que hicimos el viernes por la tarde para comenzar el fin de semana.

El sábado sí teníamos planes así que nos pusimos en marcha temprano. A primera hora fuimos a visitar el Castro Vetón de El Raso situado en lo alto de una cima desde donde se tienen unas vistas espectaculares. Podemos dar un paseo rodeando la muralla y viendo las ruinas de las casas del antiguo poblado celta. Antes de llegar y mientras caminábamos fui contándole a A qué era lo que visitábamos y despertando su curiosidad por las culturas antiguas. Está en una edad en la que todo le parece fascinante y a una pregunta siempre le sigue otra.

De ahí nos fuimos a la piscina natural de El Raso donde tuvimos el lujo de tenerla para nosotros solos. Esta zona tiene muchos baños naturales pero muchas veces están masificados y encontrar este rincón fue el momentazo del  viaje. El agua estaba helada pero los niños siempre te animan a salir de tu zona de confort 🙂

Después de comer en el restaurante Ropino (muy recomendable) y echar la siesta para reponer fuerzas y respetar el ritmo de la pequeña L, nos pusimos de nuevo en marcha. De casualidad había visto por internet la existencia del Parque Megalítico de La Guaña y nos pillaba muy cerca así que para allá nos fuimos. Es un parque construido por un señor particular que se puede visitar libremente y donde nos encontramos con una reproducción de Stonehenge y un gran dinosaurio.

Nos hicimos fotos y los niños jugaron un rato por allí y para terminar el día nos fuimos a visitar el pueblo de Candeleda. Lo más turístico que podemos visitar es la Casa de las Flores que alberga un Museo del Juguete de Hojalata, que nosotros lo encontramos cerrado por motivos personales :(. Paseamos por sus calles, compramos dulces típicos y terminamos el día en el jardín de la casa rural que era ideal para que los niños jugaran y ellos estaban deseando aprovechar.

Como veis, fue un fin de semana muy productivo, todo estaba muy cerquita, a no más de 10 minutos en coche, lo que nos permitió hacer muchas cosas en poco tiempo pero sin estrés y disfrutando de la naturaleza y la familia que era nuestro único objetivo.

Arantxa.

Deja un comentario

*