Publicado el

¿Podrías ser celiaco y no saberlo?

Aproximadamente un 1% de la población es celiaca, y muchos de ellos no saben que lo son, ya que no  todos los celiacos tienen síntomas claros que les puedan hacer sospechar.

Hay más celiacos en el mudo que pelirrojos, así que al igual que todos conocemos varias personas pelirrojas, también conocemos varios celiacos, aunque si no hemos comido nunca con ellos puede que lo desconozcamos.

fuente: Pelirrojos.org

 

¿Qué debemos saber sobre la celiaquía?

  • Antiguamente se identificaba como una enfermedad infantil y ahora se sabe que puede manifestarse a cualquier edad, lo pueden acarrear enfermedades asociadas por el diagnóstico tardío (enfermedades autoinmunes, trastornos psicológicos, abortos problemas hormonales, anemias, osteoporosis…)
  • La enfermedad celiaca es genética y un alto porcentaje de la población tiene ese gen, lo que no significa que llegue a desarrollar la enfermedad a la fuerza. Por eso si en una familia se diagnostica un caso de celiaquía, se les realizan las pruebas de detección de la enfermedad a los miembros directos para descartar más casos, de hecho hay familias en las que varios de sus hijos son celiacos.
  • Al ser es una enfermedad genética y autoinmune, es crónica, no tiene cura ni tratamiento, la única medida a adoptar es la exclusión del gluten en la dieta.
  • ¿Qué es lo que le pasa a un celiaco? Nuestro intestino tiene por dentro como «unos pelillos» (las vellosidades intestinales) que son las que absorben los nutrientes. Los celiacos generan anticuerpos frente al gluten de los cereales, atacándolo como si fuese una sustancia “mala” para el organismo, produciendo inflamación y la destrucción de esas vellosidades, lo que se acaba traduciéndose en problemas de desnutrición.
  • El diagnóstico se puede realizar mediante un análisis de sangre, o en caso de no ser concluyente, una biopsia del intestino delgado o un estudio genético.
  • Las manifestaciones clínicas varían según la edad de presentación, siendo los síntomas digestivos los más frecuentes durante la infancia, cuando tras un período variable desde la introducción del gluten en la dieta, comienza en el niño un síndrome de malabsorción que conlleva vómitos, diarrea (que puede ser grasa) y meteorismo (gases), dando lugar a una distensión abdominal llamativa.También es característica una pérdida de peso, falta de apetito, retraso en el crecimiento y cambios de carácter, tratándose de niños apáticos e irritables.

El gluten se encuentra en cereales como trigo, cebada, centeno, avena y triticale.

fuente: Singluten.org

 

MI PÍLDORA NUTRICIONAL

Los padres y familiares de personas celiacas están muy acostumbrados a lidiar en su día a día con el gluten, pero ¿qué ocurre cuando invitamos, por ejemplo, a un niño celiaco a un cumpleaños?

  • El gluten se elimina de los objetos con agua y jabón, por lo que es muy importante limpiar muy bien las superficies sobre las cuales se va a cocinar.
  • Utilizar siempre productos sin gluten y ¡cuidado con las contaminaciones cruzadas!, esto es que no podemos hacer un sándwich de Nocilla, (que no tiene gluten) con pan de celiacos, si ya hemos hecho con ese mismo bote otro sándwich con pan normal, ya que las migas pueden haber caído dentro y estaría “contaminada” con gluten.
  • Cuidado con las tostadoras, hornos y aceites para freír, todos los detalles cuentan.
  • Ante la duda utilizar siempre alimentos frescos y sin procesar, es decir, la fruta, la verdura, el pescado y la carne no tienen gluten si no han sido manipulados (además de ser la opción más saludable)
  • Es mejor adaptar el menú para que no contenga gluten que hacer dos menús distintos, ya que aunque los niños celiacos suelen ser muy conscientes sobre lo que deben y no deben comer, no hay que olvidarnos de que son niños y puede haber alguna confusión.
  • Ya que es tu invitado, no olvides la tarta, esta debe ser sin gluten para que no se sientan diferente.
  • Leer muy bien el etiquetado, el gluten es de declaración obligatoria por lo que debe ser incluido en todos los cartonajes desde alimentarios hasta de las medicinas, pasta de dientes, cremas…

Elena de las Heras Gómez

Nutricionista y Mamá en Paralelo

Deja un comentario

*